Los Ingleses y la Independencia de América

Los Ingleses y la Independencia de América

Napoleón Bonaparte

Napoleón Bonaparte

El año 1799 mediante un golpe de estado Napoleón Bonaparte se hace del poder en Francia, en donde el año 1802 lanza su Constitución y de la cual el año 1804 se declara Emperador, manteniendo su alianza con España y su rivalidad con Gran Bretaña.
El año 1805, con la intención de conquistar y dominar a los británicos, las fuerzas unidas de Francia y España atacan la gran isla inglesa, pero sus fuerzas son derrotadas por Gran Bretaña (Inglaterra, Gales y Escocia) en la Batalla de Trafalgar. Esta derrota, disminuyo el poderío militar de España.

A los pocos años, el 1807, mediante el tratado de Fontainebleau, España y Francia acuerdan invadir Portugal y repartirse dicho país pero, para llegar a Portugal el ejército francés debía atravesar el territorio español, lo que fue permitido por el monarca español. Así fue como de pronto, España se encuentra con tropas francesas en todo su territorio lo que despertó inquietud de los españoles.
Ante el rechazo de la población española por la presencia militar francesa, los políticos presionaron al rey Carlos IV para que expulse al ejército francés, lo que fue mal visto por Napoleón, quien decide que su ejército permanezca en España y es más, decidió tomar España y someterlo a sus dominios. Fernando VII, hijo del monarca español provoco una revuelta en contra de su padre, culpándolo de la presencia francesa en España, logrando la abdicación del trono en su favor, constituyéndose en rey de España. Pero Napoleón había tomado Madrid y había impuesto a su hermano José Bonaparte como rey de España, logrando que Fernando VII abdique al trono a favor de José I Bonaparte, lo que derivo que España se enfrasque en una guerra de 5 años (1808-1813) contra Francia, en la que España buscaría su independencia del poder francés.
La noticia de la caída de la corona española en manos francesas, también causo conmoción en América, lo que fue aprovechado por “otras fuerzas” para debilitar el poder español y liberar a Hispanoamérica.

Los ingleses y la Independencia de América

El Reino Unido, conocedores de los apetitos franceses de hacerse de su territorio y conocedores que los franceses fueron los principales aliados de los norteamericanos para obtener su independencia de Inglaterra (1775-1783), así como también sabía que Napoleón y su hermano José se habían apoderado de España, principal aliado francés como Inglaterra, identifica la mayor fuente de ingresos que tenia España; América. Por ello y sin pérdida de tiempo, decide separar Hispanoamérica de España y encuentra el único camino posible: ayudar a lograr la independencia del continente americano.

Con un plan muy bien trazado, los ingleses inician una serie de ataques a ciudades españolas en América, con la intención de debilitar las fuerzas militares españolas de tal manera que cuando se produzca el levantamiento de la población civil de estas ciudades no encuentre mucha resistencia militar.

Rio de la Plata en 1806

En junio de 1806, los británicos emprendieron una inesperada incursión a Buenos Aires y, tras la fuga del entonces virrey Rafael de Sobremonte, ocuparon la ciudad, pero las tropas criollas al mando de Santiago Liniers y Bremond el 12 de agosto logran recuperar la ciudad. Insistentes en sus objetivos, los británicos emprendieron otra incursión que culmino con la toma de Montevideo el 3 de febrero de 1807.

El cabildo de Buenos Aires para destituir al virrey del Rio de la Plata, el marqués de Sobremonte, otorgando luego la jefatura militar a Liniers. Tras un nuevo y fracasado intento de asalto a Buenos Aires, los británicos firmaron la capitulación el 7 de julio de 1807, que implico la retirada de sus fuerzas del territorio del virreinato, pero ya habían sembrado la distancia entre los españoles y los criollos en el Rio de la Plata. El transcurso de estos hechos provoco dos consecuencias fundamentales para el futuro del virreinato del Rio de la Plata: el afianzamiento de Liniers, quien se convertiría en el próximo virrey, y el poder político adquirido por los criollos, cuya participación en las milicias había sido decisiva. (Encarta 2009)

Tras la invasión francesa a España, los españoles crean la Junta Central, un organismo para coordinar la lucha contra las tropas de Napoleón, la que el 1809 designa a Baltasar Hidalgo de Cisneros como sustituto de Liniers en el cargo de virrey del Rio de la Plata. Comenzó entonces una complicada maraña de acciones y rivalidades políticas entre diversos grupos platenses. Surgieron los enfrentamientos entre españolistas e independentistas, entre los centralistas y autónomos, a lo que se sumo el amplio proceso de emancipación de las colonias españolas en el continente americano, todo ello promovido desde adentro, por los ingleses.

1809 Cambio de Virrey en el Rio de la Plata

Baltasar Hidalgo de Cisneros

El gobierno de Baltasar Hidalgo de Cisneros (1755-1829), como virrey del Rio de la Plata (1809-1810), se destaco por propiciar la participación de los criollos en la elección de cabildantes y acceder a la determinante reunión de un cabildo abierto que sesiono el 22 de mayo de 1810. Este marino español de magnifica hoja de servicios, quien declaro amnistía general para los implicados en la asonada del 1 de enero (movimiento en contra del anterior virrey, Santiago Liniers y Bremond) y permitió la conservación de los cuerpos de Patricios y Arribeños, que constituían las fuerzas natías, el 25 de mayo presento su renuncia a la Junta.

Con la renuncia de Hidalgo de Cisneros Inglaterra había obtenido otra victoria: instalar a los criollos en el gobierno.
Obtenido el poder político, era necesario incluir la fuerza militar, por ello Gran Bretaña envía a América sus famosas Legiones Británicas para iniciar la lucha por la independencia de América. Estas legiones de voluntarios, en un número de seis mil, fueron cedidas al mando de Simón Bolívar. Las Legiones Británicas o Albiona, eran fuerzas compuesta por expertos veteranos de guerra de diferentes nacionalidades, ingleses, irlandeses, alemanes y otros, quienes habían combatido en las guerras napoleónicas y contra los franceses en la guerra de la independencia de Estados Unidos. Las 2 legiones Británicas y la Legión Irlandesa, formaron los batallones: Albión, Carabobo y Rifles, combatiendo en Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, pero nunca llegaron a combatir en Bolivia. Estas Legiones, estaban comandadas por hombres como: Robert Piggot, Cnel. Hippisley, Cnel. English, Cnel. George Elson, Gral. D`evereux, Gral. Mac Greogor y muchos otros.

La Francmasonería en el proceso independentista hispano

Al igual que la intervención británica tuvo un importante gravitación en los resultados finales en el proceso independentista de Hispanoamérica, también la Logia Francmasónica jugó un papel muy relevante y decisivo en los conflictos internos en cada región, así como en parte del financiamiento y la organización de cuadros rebeldes en las diferentes ciudades de América.

Francisco de Miranda, venezolano con amplia trayectoria militar, habiendo combatido en la Revolución francesa, en la Guerra de la Independencia de Estados Unidos y en la Guerra por la Independencia de Hispanoamérica, fue el fundador de la Gran Reunión Americana de Londres o Logia de los caballeros Racionales el año 1798, desde donde se desprenden muchas otras creadas en América, como la Logia Lautaro, fundada el 1812 en Buenos Aires, con el objetico de propiciar la independencia de la América Española, establecer el sistema republicano y el gobierno unipersonal. Entre los miembros de la Logia fundada por Francisco de Miranda, podemos encontrar nombres como los venezolanos: Simón Bolívar y Antonio José de Sucre, los argentinos: José de San Martin, Carlos de Alvear, Juan Martin Pueyrredon, Santiago Carrera, José Matías Zapiola; el chileno Bernardo O`Higgins y muchos otros considerados “libertadores”.

Miranda, el año 1785 presenta al gobierno británico el proyecto de la Independencia de la América Hispana, proyecto que fue rechazado por los ingleses, por lo que viaja a Francia y se enrola en el ejército revolucionario francés y participa en la Revolución Francesa, obteniendo el grado de general. Luego, el año 1798 regresa a Londres a insistir con su proyecto independentista hispanoamericano, logrando el apodo del Primer Ministro William Pitt, apodado El Joven, fundando de inmediato la sociedad francmasónica, la Gran Reunión Americana de Londres o Logia de los Caballeros Racionales.

Como no obtuvo de los británicos el apoyo que esperaba, marcho a América y decidió emprender la lucha solo, siendo su pequeña flota y ejército repelido dos veces por las fuerzas españolas acantonadas en Venezuela el 1806. Ante el fracaso, el 1808 regresa a Londres a donde el 1810 llega Simón Bolívar en busca de ayuda británica para su lucha por la independencia de Hispanoamérica.

Luego de entrevistarse con Miranda, Simón Bolívar se enrola en la Logia, regresando juntos a Venezuela a fines del mismo año, en donde Miranda constituye la Junta Suprema de Gobierno, siendo elegido presidente y firmando la declaración de la independencia de Venezuela el 5 de julio de 1811.

Texto tomado del libro:
Santa Cruz y el Proceso Independentista Hispanoamericano – 2010 de Bismark A. Cuéllar Chávez

Imágenes de:
Wikipedia

Compartir en las redes sociales: