La historia del Escudo Cruceño

La historia del Escudo Cruceño

El escudo cruceño fue otorgado a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra por el rey de España don Felipe IV, mediante Cédula Real expedida en Madrid el 7 de noviembre de 1636, convirtiéndose en el más antiguo de nuestros símbolos. El pliego fedatario que titula a la ciudad de “Muy Noble y muy Leal”, junto al diseño heráldico de sus armas fue entregado en la Villa de Madrid a don Juan Pizarro, quien se desempeñaba como Procurador General de nuestra ciudad ante la corte española. Correspondió recibirla en Santa Cruz de la Sierra al gobernador don Cristóbal de Sandoval y Rojas, caballero de la orden de Santiago y consanguíneo principal del Duque de Lerma, probablemente en febrero de 1638. En aquel tiempo era Alcalde de la ciudad don Diego López de Roca.

El escudo cruceño no fue conocido por varias generaciones y el emblema no gozó de mayor reproducción debido a que la bandera hispana tuvo mayor uso en las “entradas” de conquista y contiendas militares, siendo don Gabriel René Moreno quien reivindicó nuestro escudo de Armas en el año 1899.

escudo falsoEl año 1970 se observó la aparición de un escudo totalmente distorsionado, que probablemente tiene origen en las imprentas de la región andina de Bolivia, pues de allá provienen las primeras láminas que se encontraron. El año 1986 la prensa registra que la Unión Juvenil Cruceñista denunció a tres personas, venidas de la ciudad de La Paz, quienes se dieron a la tarea de vender muchos ejemplares de un “falso escudo cruceño” impreso en cartulina. Este mismo escudo falso se le vio también impreso en varios textos escolares, afiches y láminas educativas, es más, muchas de las banderas cruceñas que hoy se venden en las calles de nuestra ciudad llevan este emblema distorsionado, al igual que innumerables placas recordatorias y logotipos institucionales.

El 12 de enero de 1985 el IV Congreso Cívico de la Cruceñidad, reunido en Roboré, aprobó la Resolución de adoptar el escudo cruceño como símbolo departamental. El promotor de esta noble iniciativa fue el dirigente cívico provincial Luis Mayser Ardaya. En virtud a ello, el prefecto del departamento y jefe del gobierno departamental Lic. Freddy Landivar Arauz, dictó el Decreto Prefectural No. 11/85 mediante el cual se aprueba “Adoptar el escudo de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra como símbolo y emblema de todo el departamento que lleva el mismo nombre de ésta”.

Escudo Verdadero:

Para identificar al escudo verdadero, se deberá observar que las palmeras nacen por detrás de la Cruz y asientan en el prado. En el escudo falso, las palmeras nacen encima del brazo izquierdo de la Cruz Potenzada.

Significado de los elementos del escudo cruceño:

La corona ducal otorga a la ciudad un elevado rango, además le asigna un status de ciudad Real y cabeza de gobernación; la cruz potenzada, símbolo de los Caballeros Templarios, que significa los cuatro puntos cardinales del planeta, además de ser el símbolo de la religión católica que profesa la región; las dos cruces más pequeñas entrelazadas simbolizan la fusión entre Santa Cruz de la Sierra y San Lorenzo el Real; las palmeras y el árbol ventrudo, “toborochi”, describe la flora nativa de los campos cruceños. El castillo representa la solidez, fortaleza y unón de los cruceños, y el león, representa la fuerza y la ferocidad con que el cruceño defiende sus principios, convicciones y autodeterminación.

Fuente: Pequeña Enciclopedia Histórica de Santa Cruz de Bismark A. Cuéllar Chávez

Compartir en las redes sociales: