El sable de Warnes

El sable de Warnes

Rolando Schrupp

El 21 de Noviembre de 1816 se libra la batalla más sangrienta de las luchas por la independencia hispanoamericana: la batalla de El Pari. En el centro de nuestra plaza de armas de Santa Cruz de la Sierra encontramos al héroe rioplatense que ese día pasó a la inmortalidad y con su sable en alto nos marca el horizonte de libertad y autogobierno, José Ignacio Warnes y García de Zúñiga es el ideario colectivo del verdadero cruceño: rebelde, irreverente, osado, valiente y listo para anteponer a Santa Cruz a cualquier sacrificio.

El aparato propagandístico de los colonialistas andinos se ha encargado que nuestro pueblo olvide e ignore su historia y sea remplazada por los mitos e identidad “oficiales”. Es incompatible con los intereses de saqueo a nuestra tierra y nuestro pueblo que recordemos que Santa Cruz se constituyó como una cuasi república independiente (llamada Republiqueta) controlada por la guerrilla independentista (o Montoneros), batallones de “Pardos y Morenos” libres y tropas adherentes a las soberanas Provincias Unidas del Río de la Plata, peleando por años con la bandera celeste y blanco para alcanzar el 14 de Febrero de 1825 la tan anhelada independencia.

El estado embrionario del estado cruceño no pudo terminar de gestarse pero la idea sigue hasta hoy en día, revoluciones y levantamientos de por medio como la Revolución Igualitaria que llegó a conformar el Estado Federativo Oriental, considerada delito mortal por los colonialistas, y condenándola al paredón. La historia sigue igual con los cambas planteando un autogobierno a través de los Gobiernos Departamentales y el andinocentrismo condenándolos aterrado del día que recuperemos el derecho propietario pre-constitucional de nuestros recursos.

Compartir en las redes sociales: