Historia Camba
Según el historiador Hernando Sanabria Fernández, durante la presidencia del General José María Achá (1863-1865), el prefecto de Santa Cruz, que retornaba de La... 24 de Julio: Día de la bandera cruceña

Según el historiador Hernando Sanabria Fernández, durante la presidencia del General José María Achá (1863-1865), el prefecto de Santa Cruz, que retornaba de La Paz trayendo la primera imprenta, se encontró con su colega de Chuquisaca en Cochabamba y allí surgió la idea de la creación de los símbolos departamentales.

Fue así que mediante decreto prefectural de fecha 24 de julio de 1864, el doctor Tristán Roca Suárez creó la bandera cruceña, constituida por tres franjas horizontales del mismo ancho; verdes la superior e inferior, y blanca la del centro.

Un año después, el general Mariano Melgarejo se apoderó de la primera magistratura del país a través de un golpe de estado, y Tristán Roca, que se negó a reconocerlo como presidente de Bolivia, y más bien convocó a comicios al pueblo cruceño, fue desterrado a Paraguay por orden del gobierno nacional, acusado, al igual que en estos tiempos, de una supuesta conspiración contra el poder central.

El gobierno de Melgarejo envió tropas del ejército a Santa Cruz y dijo en esa época, que se había sofocado un movimiento regional que intentaba derrocarlo y dividir al país.

Tristán Roca también escribió la letra del primer ‘himno cruceño de guerra’, que fue publicado el 24 de septiembre de 1920 en el periódico cruceño ‘La Ley’.

Hay que tomar en cuenta, que la accidentada vida republicana del pasado, repleta de golpes de Estado, las tendenciosas sindicaciones de separatismo que los políticos centralistas siempre pronunciaron contra nuestro pueblo, cada vez que se demanda algo justo, hizo que la bandera cruceña se mantuviera en el olvido durante mucho tiempo.

Fue una Resolución del Directorio del Comite Pro Santa Cruz, suscrita el 24 de junio de 1981; en la gestión del Dr. José Luís Camacho, que declaró el 24 de julio, día de la bandera cruceña, oficializándose también su himno escrito por el poeta cruceño Luís Darío Vázquez Rivero, con música del destacado profesor Nicolás Menacho Tarabillo.

La Bandera Cruceña, al igual el Himno y el Escudo de Armas de Santa Cruz, son símbolos departamentales reconocidos en el Estatuto Autonómico departamental, aprobado por más del 86% de ciudadanos que viven y trabajan en esta región del país.

Todo pueblo o nación siempre estuvo empeñado en crear sus propios símbolos que definan sus características peculiares y mantengan unidos a su población y a su territorio.

El reconocimiento permanente a estos referentes departamentales, la bandera cruceña en este caso, inspira una conciencia cívica profunda y de alguna manera define lo que somos, y desarrolla a su vez un sentido de pertenencia y de compromiso con la tierra donde vivimos y trabajamos.

Nuestros símbolos departamentales representan nuestra esencia y tradición, que confieren un valor intangible de identificación con Santa Cruz, que nada ni nadie nos lo arrebatarán.

Para amar a Santa Cruz es necesario conocer su historia, y para amarla totalmente, se precisa comprenderla en su integridad.

Hoy, reafirmemos nuestra lucha por Libertad, Democracia, Autonomía, Dignidad y Justicia. La defensa de estos valores democráticos será el punto de partida que nos dará valor y entereza para defender la Patria.

Todos sabemos que no basta un decreto o una ley para honrar nuestros símbolos o preservar estos principios. Todo ello es y será obra del tiempo, de nuestro esfuerzo y del mensaje de unidad que irradiemos desde esta región.

Interpretación de sus colores

El color verde de la bandera cruceña simboliza la vegetación de las selvas, llanuras y montañas de la geografía regional. Asímismo, la viva esperanza de un futuro mejor.

El blanco representa la pureza, hidalguía y nobleza del cruceño, su patriotismo y la franqueza de este pueblo.

Himno a la Bandera Cruceña

Letra: Luis Darío Vásquez
Música: Nicolás Menacho Tarabillo

Levantemos la Enseña Sagrada
de la tierra de Ñuflo de Chávez,
con la límpida frente elevada
a la altura gloriosa del Sol.

Hoy juremos de pie, desafiantes,
preservarla sin mancha ni afrenta,
y vivir a su sombra, triunfantes,
o morir defendiendo su honor.

CORO

Desplegada al cielo,
verde, blanco y verde,
brille nuestro suelo
con su resplandor.

Arriba, Cruceños,
hagamos historia,
el excelso sueño
de un mundo mejor.

Con un himno vibrante en el pecho
encendamos la llama sublime
de la Patria, la Ley y Derecho,
como normas de vida ante Dios.

Inflamados de fe y civismo,
orgullosos miremos al mundo,
sin rencor, sin maldad ni egoísmo,
con lealtad, altivez y valor.

Fuente: Extracto del pronunciamiento del Comité Pro Santa Cruz

richardosinaga